Por Luvos César Amaro


La Unión de Isidoro Montes de Oca.- A casi medio siglo de la primer administración pública, la matanza de animales destinados para el consumo humano en esta cabecera municipal, se continua realizando de manera, clandestina, rudimentaria e insalubre, sin ninguna supervisión de la Secretaria de Salud del estado, reconoció, Juan Manuel Álvarez Barajas, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria 05 de Costa Grande, quien ha brindado su recomendación al municipio para abatir la irregularidad en el sacrificio de animales para obtener productos cárnicos con inocuidad, “esas son cuestiones… de antaño se han venido realizando así”.

PORTADA JULIO 2016

Portada mes de Julio 2016

Detalló el funcionario estatal que ante este panorama, “ya se emitieron las recomendaciones” al presidente municipal, Aviud Rosas Ruiz, para que se atienda y mejore esta situación; pues reiteró que como autoridad de salud, la matanza de los animales se debe de realizar de manera más adecuada correcta y totalmente salubre, sin embargo reconoció es una decisión municipal corregirlo.

La problemática anterior no sea atendido desde la creación de la primer administración púbica que encabezó hace 47 años, José Guzmán Chávez del periodo 1969-1971, para el beneficio de su población, incluso de los 16 alcaldes que la Unión a tenido, uno de los ediles del (PRI) fue tres veces presidente municipal, sin embargo con la alternancia del las administraciones del (PRD) en los últimos años en la plena era de la modernidad, tampoco habido avances en este sentido a pesar de ser el territorio, bastión de este instituto político actualmente en el poder.

Cuestionado el galeno sobre si se necesita la construcción de un rastro municipal, contesto “ojalá y eso se pudiera hacer”, contestó el funcionario estatal, ahí nosotros lo que podemos es coadyuvar en la orientación pero eso, es un servicio municipal, se desmarcó, pero reiteró “tenemos que ver la situación de que se mejore las instalaciones… ya una supervisión y se hicieron las observaciones necesarias”.

Sobre la situación de la supervisión que tiene que realizar la SSG, para determinar por medio de un inspector de rastro certificado como medico Veterinario, si el animal que llevan para la matanza es apto para el consumo humano, el medio afirmó, “es de todo mundo conocido el rastro de la Unión, hay lo que tenemos que hacer es mejorar las condiciones y nosotros, ya hicimos una supervisión como Secretaria de Salud y emitimos recomendaciones,

Al cuestionarlo que si se esta matando animales para el consumo humano de manera insalubre, explicó “esas son cuestiones que de manera tradicional de antaño se han venido realizando así, nosotros como nuevo Gobierno tratamos que las cosas se cambien, que haya orden y sobre todo que las condiciones de la matanza de los animales se realicen de manera salubre”.

Explicó nosotros emitimos una recomendación en donde la autoridad municipal podrá hacer una cuestión de corrección de estas observaciones; al preguntarle, ¿esas observaciones estaban encaminadas a solicitar la construcción de un pequeño rastro municipal? Por lo que contesto, no muy convencido “ojalá y eso se pudiera hacer”, son recursos municipales, que se tiene que hacer una gestión ante la autoridad federal y estatal.

De acuerdo el Comité Estatal de Fomento y Protección Pecuaria del estado de Guerrero, como organismo auxiliar de la SAGARPA; los rastros municipales están obligados a cumplir las reglas y son registrados para llevar un control de sus operaciones, con su área de matanza, corraletas, herramientas adecuada para matanza.

Además de contar con un inspector de rastro certificado, con estudios de medico veterinario, para que determine la calidad de la carne y no se ingresen a sacrificar animales enfermos o con algún padecimiento contagioso; un administrador de rastro que verifique que los animales para sacrificio sean de procedencia licita, dotar de uniformes para el personal, botas, medio de transporte cerrado con un frigorífico, que evite el contacto del medio ambiente con la carne en canal y tener un manejo de los desechos líquidos y sólidos de los animales siempre bajo un proceso adecuado que evite alterar con contaminantes el medio ambiente.

De acuerdo al personal técnico consultado estas son algunas de las medidas mínimas que se requieren para el sacrificio de los animales; agregó que los animales deben descansar en las corraletas 24 horas antes de su sacrificio, para que el animal elimine de su organismo las toxinas que se producen por el estrés, al momento de su traslado, además de tener un horario estableció de matanza donde todas las rancherías, poblaciones y comunidades del municipio acudan para sacrificar los animales en un lugar apto para este propósito, de todo lo anterior el municipio obtiene ingresos para su adecuada operación.